Si al Salto de Chira

Iniciativa ciudadana promueve que el Parlamento Canario ponga fecha al cierre de las centrales térmicas

Iniciativa ciudadana Sí al Salto de Chira promueve que, el Parlamento Canario ponga fecha al cierre de las centrales térmicas

El colectivo Iniciativa  Ciudadana Sí al proyecto del Salto de Chira, ha entregado a todos los grupos políticos del Parlamento de Canarias, un documento para promover ante dicha cámara una Proposición No de Ley (PNL), solicitando al Gobierno de Canarias que presente y ejecute, a la mayor brevedad posible, un plan progresivo de desmantelamiento de todas las centrales térmicas del archipiélago canario.

Durante las reuniones mantenidas con los distintos grupos con representación parlamentaria, la Iniciativa Ciudadana, que pretendía cerrar las centrales de gasoil de Gran Canaria, ha recibido el apoyo casi unánime de las organizaciones políticas, quienes han solicitado extender la propuesta de cierre progresivo y planificado de las centrales térmicas a todo el Archipiélago Canario. Un planteamiento acorde con el objetivo del colectivo de apoyo al proyecto Salto de Chira, que es la disminución del uso de los combustibles fósiles.

Hemos tomado esta iniciativa, porque la reduccion drástica del uso de los combustibles fosiles, en las centrales termicas coincide con el objetivo de la puesta en funcionamiento del Salto de Chira, que es hacer frente a la emergencia climática en el campo de la generación electrica, mediante la creación de una central de bombeo reversible, sin la cual el aumento en la penetración de las renovables, no sería eficaz ni lograría la rapidez que imponen las circunstancias.

La sociedad canaria, en su conjunto, está obligada a tomar medidas de disminución contundente de la emisión  de gases efectos invernadero. Una gravísima realidad que pone en riesgo especialmente a nuestras islas a medio plazo. Además, ante este fenómeno, no somos actores secundarios, tenemos el dudoso honor de emitir el 4% de estos gases nocivos para nuestro planeta, aun sin disponer de un sector industrial importante.

Ante este enorme reto al que nos enfrentamos, todo suma, y no despreciamos el enorme potencial futuro de nuevas energías renovables que aún no están disponibles, y la promoción de una cultura del ahorro energético. No hay energía más limpia que la que no se consume innecesariamente. 

Pero nadie debería tampoco plantearse prescindir de las centrales de bombeo reversible, contemplada como alternativa limpia y viable en todas las planificaciones energéticas en el ámbito de la Unión Europea, nacional autonomico e insular.

Canarias lleva un considerable retraso con respecto al Estado español en su conjunto en el proceso de descarbonización, acordado tanto en la Agenda 2030, en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, y en los objetivos de la recién aprobada Ley de Cambio Climático y Transición Energética para todo el Estado.

Con la excepción de la isla del Hierro, que por la presencia del complejo Gorona del Viento ha logrado cifras cercanas al 50% en la cobertura de la demanda eléctrica a través de energías renovables.

En Gran Canaria, la puesta en funcionamiento de la central Salto de Chira  está previsto que logre tambien niveles de penetración de renovables similares a El Hierro, disminuyendo un 20% adicional de CO2, en relación a los niveles que habría de no llevarse a cabo, y el ahorro de 122 millones de euros en la subvención que se le transfiere anualmente a la empresa Endesa, para compensar los sobrecostes de la producción de energía con combustibles fósiles en las islas.

La penetración de renovables en todas las islas, junto con la Estrategia de Almacenamiento que diseña el Gobierno canario, que prevée centrales de bombeo reversibles allá donde sea posible, nos permite platearnos ya un calendario de desmatelamiento progresivo de las centrales térmicas de todas las islas.