SÍ al Proyecto Chira-Soria

Aclarando el cielo de Chira-Soria gracias a la central hidroeléctrica

Aunque la obra tiene una duración de 70 meses, hay muchas zonas en las que tras un corto periodo de obra se abandonarán y su iluminación se eliminará, recuperando la iluminancia original. Hay que recordar que la mayor parte de la obra es subterránea y precisar que el proyecto no incluye ninguna iluminación de alta intensidad. 

Además, el proyecto indica una serie de medidas preventivas para minimizar la contaminación lumínica, reduciendo la dispersión de la luz, fuera de las zonas que son precisas, y controlando la contaminación lumínica de todas las instalaciones del proyecto. Así se utilizarán luminarias con calificación energética A, tipo Led de baja intensidad, que garantizan la no polución lumínica del entorno, contemplando, adicionalmente, el empleo de sistemas de apantallamiento o focalización de la luz, tanto para las instalaciones temporales como permanente, así como reguladores crepusculares y lunares para ajustar la iluminación, de acuerdo a los requisitos que se recogen, entre otras normativas, en el título V de las normas del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Rural Nublo.

Tampoco las voladuras previstas provocarán ninguna luz, como no se ha hecho jamás referencia a que provoquen contaminación lumínica las múltiples obras que se han realizado y se están acometiendo en Gran Canaria. 

El proyecto también demuestra que es falso que haya algún tipo de señalización en las torretas y que sean “pertinentes”, quedando por ver si habrá torreta y cuántas.

Asimismo, es otra falsedad relacionar el proyecto de Chira Soria con la zona núcleo o de exclusión de la Reserva de la Biosfera, como se hace de forma reiterada por personas que desconocen de lo que hablan o sueltan bulos sin reparo y conociendo perfectamente que toda la zona del proyecto -al completo- está fuera de dicha Reserva, y que la Unesco ha archivado una denuncia formulada en este sentido.  

Y, con respecto a las dos especies de murciélagos, aunque no se ha determinado la proximidad a las zonas de trabajos, en todo caso, se ha de señalar que las medidas preventivas adoptadas, para minimizar los efectos de la contaminación lumínica, tendrán un reflejo directo en el efecto que se pueda provocar sobre estas y otras especies, que lo verán reducido a una situación similar a la previa al inicio de los trabajos.

En resumen, Chira-Soria no contaminará el cielo con luz y permitirá mejorar la calidad de nuestra atmósfera liberándola de gases de efecto invernadero que contaminan nuestros cielos y a nuestra población.